lunes, 31 de diciembre de 2018

En la estación hay un hombre con más ojos que días le quedan al año...


Quizá una carta al Presidente parezca demasiado pretencioso para una simple hormiga, por esto la dejaré en un escrito para quien lo quiera leer.
Sólo se trata un año más para muchos, pero mirando atrás uno le queda escudriñar y buscar en el recuerdo para pensar cómo nos fue en lo personal, y para el buen polític@ es necesaria una reflexión para con lo social. Tuvimos celebraciones de 40 años conviviendo en democracia, arengas de antisistemas para forzar una ruptura superpuesta sobre mentiras en la historia y con una nueva y estructurada "kale borroka", en catalán "CDR", fracasos sociales con seguro más de 47 víctimas por la razón de nacer mujer,  y radicalización por el hartazgo de tantos sobre la mofa consentida sobre instituciones, símbolos y políticas sociales, mientras, no vale pensar que el poder legítimo se soporta en la Constitución y su articulación sobre la moción de censura constructiva.
Año campea el 2019 con elecciones, por calendario son tres citas en una, municipales para todo el Estado, Europeas en toda la Unión y autonómicas sólo para los de menos historia, una más sobre aquello de que los cafés no son iguales para todos. De las generales ya aconsejamos, ahora con el independentismo presionando, aún más, el "sanchismo" lleva a remolque al socialismo hacia el inevitable porrazo a la andaluza, las fotos de la cumbre de Barcelona, el discurso de Torra por año nuevo, y tanta propaganda amarilla no provoca sino la radicalización social, pero lo peor, es que siempre se justifica con un dialogo imposible sobre la mesa. Es difícil hablar de cuestiones de Estado con quien quiere romperlo, hablar de presos con quien quiere cambiar las leyes para eliminar sus penas, hablar de fugados con quien espera un reconocimiento internacional del exilio o refugio político, hablar de sociedad con los que organizan a sus seguidores para luchar en la calle contra los que no piensen como ellos.
Difícil 2019, pero siempre lleno de esperanzas, circularemos más lentos por las convencionales, nos volverán a subir algunos impuestos y el diésel costará como la gasolina, pero también contaremos con un salario mínimo más digno y una subida salarial necesaria, tanto para funcionarios como para el sector privado. Es año de mostrar lo conseguido, de continuismo y cambio, de lucha por la igualdad de género, de fotos y postureo y de reencuentro social en donde el pluralismo político nos pide negociar pero dentro de las normas que nos dimos para todos y de la experiencia acumulada, que ya no es poca.
Feliz año nuevo para tod@s desde el secreto del hormiguero, iré a mirar en la estación si está aquel hombre que me recuerdan mis mayores con más ojos que días quedan al año. 
PD: Consejo sobre el gobierno de Quijote a Sancho, gobernador de la ínsula Barataria: "has de poner los ojos en quien eres, procurando conocerte a ti mismo, que es el más difícil conocimiento que puede imaginarse".

lunes, 24 de diciembre de 2018

Felices Fiestas desde el Secreto del Hormiguero


Cambiando la sociedad gracias a ti con la Hormiga. Prometo un 2019 más ácido y crítico con la sociedad en la que vivimos, reclamando igualdad, sostenibilidad, responsabilidad social y política.

2018 se cerrará con unas 22.000 visitas, 44 post, seguidores en todo el mundo destacando Italia, EE.UU., Rusia, México, Ucrania, Argentina, Colombia, Chequia y Francia.

Más de 10 programas de debate en Televisión.

Agradecido por la difusión en los medios de Mancha Información y Visión 6Tv.

Gracias a la recomendación de CMM y la Facultad de CC Económicas y Empresariales de Albacete.



Lee, difunde y sé feliz

lunes, 17 de diciembre de 2018

Las batallas del hormiguero en 2018, reflexiones para una sociedad menos social

Llega el momento de reflexionar, mirar atrás y descansar por unos días, en un tiempo de fraternidad, de familia, de paz según reza en la canción. Podría incluir muchas opiniones al respecto, pero como digo sólo me quedaré con lo que a mi entender juzgo más sobresaliente de este 2018 que se esfuma ante nosotros.

Desgraciadamente somos menos sociales que antes, y este es el principal problema del hormiguero en que vivimos, y parte del secreto para que funcione.

Nos empeñamos en utilizar el enfrentamiento, trabajar las diferencias, sacar provecho del otro, sin argumento que exista en el proceso más allá de invitar a un dialogo imposible. En pleno siglo XXI nuestra sociedad es muy imperfecta y vuela hacia la radicalización de argumentos en todos los ámbitos. Ni siquiera mi maestro afanado en respetar todas las posturas para facilitar la negociación quiere ver ya las noticias, pues la crispación invade cada informativo.

En 2018 ha sido violencia ver a personas perder la vida frente a una frontera, o en el Mediterráneo, mientras sabemos que Europa agoniza, envejece, quebrando su Estado del Bienestar por falta de mano de obra joven que lo garantice en el medio plazo, es violencia ver como un gobernante investido por una ley rearma a la sociedad contra la mitad de sus gobernados y esa misma ley llenando de símbolos las calles y reclamando el odio social como mesa de debate, es violencia observar que los jueces sintonizan con sentencias con un machismo condescendiente con manadas de individuos que se organizan contra su presa femenina, si es violencia, maldita palabra: violencia.

Así las cosas la arena política se sigue fraccionando y radicalizando, cualquier reforma parece un arreglo, el ejemplo de lo que se predica no acompaña, la mayorías ya no forman gobierno, las minorías los arrebatan, los privilegios continúan como norma, incluso en alguna universidad, la sostenibilidad no se enseña sino que se impone con impuestos o pagando cinco céntimos, el consumismo se promociona como forma de crecimiento ... y los valores se olvidan en nuevos ceniceros, necesarios quizá por el aumento de fumadores. 

Entre tantos entuertos y gigantes algunos destellos como los del gran caballero manchego, nuestros cuarenta años de convivencia a través de la Constitución, éxitos de la cultura y el deporte, triunfos del asociacionismo en la igualdad de derechos, en el incentivo a la investigación, o en el trabajo por la igualdad de género. 

Deseo a todos mis lectores unas felices fiestas que espero no nos vuelvan a aguar el odio y enfrentamiento social del 21D. Y os dejo con una frase de Quevedo, ya ha llovido, pero los clásicos siempre tienen razones de peso, para mirar al futuro 2019 con una sonrisa y ganas de trabajar por la sociedad: "El que pasa tiempo arrepintiéndose del pasado pierde el presente y arriesga el futuro".   

Felices Fiestas desde mi blog: “El Secreto del Hormiguero”.

#LaHormiga

lunes, 10 de diciembre de 2018

40 años, no son nada, ¡casi toda una vida!


Celebrando cuarenta años de una forma de convivencia que nos ha permitido avanzar como sociedad hasta lugares insospechados en los setenta. Fueron los padres de esta Ley los que idearon una forma democrática para el Estado, cierto que conociendo la variabilidad de nuestros políticos de antaño y venideros, los españoles precisaban una norma firme y rígida o mejor "de consenso", en cuanto a sus procesos de reforma. Tuvieron, por tanto, un gran sentido de la planificación y del desarrollo, tanto social como económico. Sabían que somos proclives a variar de acuerdo a la ideología que gobierna, por lo que debíamos contar con una estabilidad que evitase la decena de constituciones y proyectos que tuvieron lugar en unos 70 años en el XIX. 

De esta forma, los procesos de reforma constitucional quedaban encuadrados en el consenso de las cámaras, la estabilidad política y con la voz del pueblo de por medio. Parece que tras 40 años, nuestra ley ha pasado con nota la historia reciente con XII Legislaturas, con acuerdos de gobierno en coalición o mayorías, ideologías de centro, izquierda, derecha y nacionalistas, un golpe de Estado, una legislatura transitoria o "en funciones" por no poder establecer gobierno, varias mociones de censura en las que recientemente una ha prosperado, activaciones de protección a la unidad territorial, desarrollo de un Estado pseudo federal, con 19 estatutos de autonomías, y un largo etcétera de Leyes Orgánicas desarrolladas a su amparo.  

Ahora parece que se acentúa la necesidad del cambio de la misma, pero para ello debemos cumplir con sus reglas del juego o estaremos traicionando nuestra memoria. Si antes, en el bipartidismo, era una situación casi factible por mayorías, ahora se hace cada vez más necesarios los trabajos de negociación entre partidos.

A nadie se le escapa que la reforma sobre la sucesión en la corona es plausible y si se redactó de esta manera, quizá debamos preguntarnos en la memoria por las hermanas mayores del Rey Juan Carlos y de su padre, pero el principal escollo o debate lo lidera el título VIII sobre territorio así como la cámara del Senado, en dónde las ideologías no coinciden. Por último, están los que a pesar de ser minoría cuentan como ideario con un nuevo sistema que haga "borrón y cuenta nueva" propiciando un nuevo proceso constituyente y nueva constitución. 

Pero ya advertí que es necesaria la estabilidad, si era difícil, a pesar del consenso, cambiar la sucesión de la corona por temor a un problema dinástico, imaginen cambiar las reglas del juego de las actuales comunidades autónomas con un gobierno en minoría y una autonomía que recluta violentos organizándolos y amenaza al Estado con una independencia a la "eslovena", es decir con un conflicto bélico como escenario.

Diría si me preguntan por tanto, que no es el momento para "aventuras". 

En Albacete, recurríamos mientras tanto, como en tantos municipios a reclamar nuestra identidad española con la simbología de la bandera, pues como dije en una comida no hace mucho tiempo se violenta el sentimiento continuamente en nuestro territorio, y para eso no hacen falta pistolas, el problema es que la provocación drena la convivencia y aviva los ánimos para anular el dialogo y encontrar cauces pacíficos de desarrollo. 

Felicito pues a nuestra Carta Magna por sus 40 años de estabilidad y consenso, ojalá su respuesta social siga posibilitando nuestro entendimiento y desarrollo por muchos años.






lunes, 3 de diciembre de 2018

La “pesadilla en la cocina” de Tezanos sale a la luz en Andalucía

Junto al Aguador en Granada
A punto de Celebrar los 40 años de nuestra Carta Magna, los resultados de las autonómicas de Andalucía no han dejado indiferentes a nadie, ni siquiera a la hormiga.

Entre los alterados seguro que debe estar Tezanos, quien de una u otra forma debiera presentar su dimisión, y lo digo como experto en predicciones. No debes dirigir una entidad como el CIS, que ofrece su producto con una “calidad” de error de muestreo inferior al 1,5% agregado y siempre inferior al 4,5% en términos provinciales, y cuando aparece la realidad, observar cómo dicho estudio queda invalidado al incorporar un error real superior al 30% para algunas variables… y que no pase nada. Recuerdo, para los que olviden pronto, que hace un par de semanas, los resultados ofrecidos por el CIS dictaban que el PSOE y Podemos se mantenían, C's subiría y PP se desmoronaba en picado, de VOX se decía que “a duras penas” conseguiría un escaño. Resulta que en las urnas el batacazo se lo ha dado la izquierda, perdiendo en el bloque 14 más 3 diputados, y de postre se ha institucionalizado la entrada de la derecha “radical”, con un rotundo 11% de los votos y 12 diputados.

Con todo esto, probablemente en unos días u horas veamos el final de Susana Díaz, y mientras hasta dos candidatos se autoproclaman como presidenciables. Moreno (PP), sin complejos de la mano de la derecha radical, con el “cambio” como bandera, y Marín (C’s) pidiendo un tripartito “imposible” en la arena política que una al PP y al PSOE aunque sea con la abstención soportado en la fuerza moral de evitar a los ultras, Rodríguez (Podemos) queda para movilizaciones en la calle y simbolismos del pasado que se reducen a la fachada, y Serrano (VOX), sin embargo, tiene la llave maestra para que Moreno sea presidente. 

En todo esto, el bloque de izquierdas es el claro perdedor con un 44% de los votos, frente al 50% del centro-derecha, y por tanto quien dilapida toda “autoridad” para dirigir la Junta, por mucho que sea el ganador, algo así como lo de C’s en Cataluña, ¿recuerdan? 

Pero las encuestas del CIS tienen su lectura negativa en todo esto, pues la influencia que pueden ejercer de sosiego y tranquilidad en el votante de la izquierda por las previsiones tan positivas justo de hace un par de semanas, invitaba quizá a no salir de casa un domingo para ejercer el voto, al tiempo que removía todas las conciencias contra el gobierno socialista de 36 años en la derecha. El cóctel estalla claramente en las manos de Pedro Sánchez quien ahora tiene mucho más difícil saber cómo apretar el botón, y cómo interpretar la “pesadilla en la cocina” del CIS.

Pero esto no es todo, desde Moncloa han de preguntarse qué grado de culpabilidad asignar a la interpretación del renacimiento de la ultraderecha, al menos por tres razones: la política de justificación y acercamiento a los independentistas que ahora están a dieta para poder seguir estirando el mandato permitiendo actuaciones sensibles contra la nación como la reciente de Rufián en el Congreso la pasada semana, la variable y oportunista política de inmigración desarrollada en lo que llevamos de gobierno socialista, y finalmente el desarrollo de una memoria histórica con olvido de “parte del conflicto”, nadie recuerda al dramaturgo Muñoz Seca, y que se empeña en resucitar odios y rencores en los huesos de un dictador.

Cuídense de que Tezanos valore estas cuestiones si quieren pensar cuándo apretar el botón de convocatoria electoral. Esta semana veremos cómo celebramos nuestra Ley Fundamental, pero esta reflexión me la guardo para la próxima columna.

lunes, 26 de noviembre de 2018

NO a la violencia de género, yo te creo.


El tema desgraciadamente da para muchos renglones, es una de las grandes lacras sociales a las que seguimos enfrentándonos hombres y mujeres, y a la que la hormiga ha dedicado alguna columna anteriormente. El millar de victimas desde que se contabilizan hace 16 años, muestra que son necesarias muchas más manifestaciones sociales de repulsa al machismo, en pro del feminismo, que recuerdo pues aún muchos confunden términos, que se trata de un movimiento de lucha por la igualdad real de capacidad y derecho entre géneros, sin supremacía de ninguno de ellos.

No avanzamos como sociedad cuando el 50% de nuestra población sufre diariamente por razón de su género. El gran avance inicial propiciado por la necesidad de mano de obra en la Gran Guerra, de la que se cumplen cien años en estos días, por la que se otorgó el derecho al voto a las mujeres paulatinamente por los Estados, no me permite congratularme por la situación actual, en la que aún permanecen prohibiciones de más de veinte países al respecto.

En este año, sin ser una situación “afortunadamente” extrema en nuestro país, hemos tenido que capear con sentencias en los tribunales, una muy reciente sobre agresión familiar delante de menores, dictadas fundamentalmente por hombres, que claramente no son aceptables. Tenemos en nuestra retina aún el caso de “la manada”, que cuesta entender a muchos sobre la violencia psicológica, física, y de otra índole ejercida por varones y las “justificaciones” injustificables de una sociedad machista, que hablan sobre la forma de vestir, el comportamiento ante el alcohol, y un largo etcétera con la deleznable intención de quitar hierro a este asunto, recientemente tenemos otro ejemplo en Irlanda. A los que cueste entender dicha cuestión, que lean la sentencia, es pública, y tras leer los hechos probados, determinen su acuerdo o desacuerdo.

Volviendo al tema de igualdad de trato, en la educación siempre estuvo el origen, debemos incidir en ello desde las aulas y hogares, respetar a la persona, abstrayéndonos de su género. Siempre recuerdo que en mi casa tuve el principal ejemplo: mi padre, que siempre ridiculizó al extremo al “hombre” que se vale de su fortaleza para imponer algún comportamiento a una mujer.

Es necesario insistir en el comportamiento igualitario cambiando la legislación en aquellos casos claramente machistas que salpican nuestros códices, mejorar los órganos de decisión, los consejos de administración, los tribunales, etc., con más mujeres. Es necesario eliminar comportamientos culturales y religiosos, también todos los mayoritariamente nuestros, que discriminan a la persona por ser mujer.

La violencia no precisa de pistolas, ni armas blancas, si el ambiente en el que se usa la amenaza, el insulto, la vejación, es propicio para ello. Y es que un maltratador, en todas sus facetas debe ser reconocido y repudiado por su sociedad, el Estado además debe intervenir, en otro caso la víctima seguirá siéndolo.

Debemos movilizarnos, la sociedad no puede seguir permitiendo el temor de ser mujer para desarrollarte como persona, NO PUEDE. Espero remover conciencias y ayudar a cambiar comportamientos sociales, espero sobre todo vivir en una sociedad dónde no se te juzgue, condene o limite por razones de género.

lunes, 19 de noviembre de 2018

Black Friday y otros asuntos “globales”


Nuestros mayores nos advierten de la imposición de costumbres desde el otro lado del mundo, en este caso lo del pavo de “acción de gracias” no lo veo, con tanto animalista en los últimos tiempos no parece una moda copiable, pero eso de comprar “a lo loco” un viernes por la tarde, entre luces de colores parece mucho más asumible, y si eso ya lo personalizamos con unas castañas asadas. Así las cosas, los grandes almacenes, reales y virtuales, nos bombardean con “semanas negras”, ciber-lunes, e imposibilidad inasumible para nuestras carteras sobre aquello de posponer compras navideñas para dentro de unos días, pues los niños ya no esperan a los camellos con los reyes en enero, sino a “Santa Claus” que viene sin tanta corona por las chimeneas, aunque muchas de nuestras casas carezcan de ellas o sean comunitarias.

Quizá por eso Susana Díaz adelantó elecciones para poder celebrar unas Navidades a “mejor precio”, y de paso que Sánchez permanezca algo más como Presidente, antes de convocar elecciones. En esto los independentistas no saben ya qué inventar para diferenciarse de “los españoles”, por el momento no apoyarán los presupuestos ni aunque le pidamos al “tronco de Navidad” y “caganer” que los “evacue” (con perdón) para 2019.

Pero sigamos comprando, que esta semana sin duda da para ello. Justo ahora retomamos “cajas B”, que hacen más fácil el derroche para un Casado trasnochado que lucha contra el BREXIT a su manera, al grito de “Gibraltar Español”, me parece que en eso no habrá suerte a pesar de que Borrell ha tomado nota. Iglesias idea nuevos memes para el rey emérito, invitándole a comparecer al Congreso, quizá podría invitarle en “acción de gracias” a su “casoplón” para convencerle, si no acepta, siempre le quedará la alcaldesa de Madrid, aunque creo que aún hay menos posibilidades. Rivera, por su parte, pide claridad al PP para un acuerdo en Andalucía por lo que sigue dando por perdidas las elecciones. De otro lado, Ábalos después de su globo sonda para cobrar por las autovías en un futuro no lejano, seguro que con descuentos en el “Black Friday”, no oculta ya que el escenario de generales se adelanta.

Nos hemos globalizado, muy a pesar de los independentistas, ahora tenemos políticos que como Trump califican su gestión con matrícula de honor, incluso alguno perseguido por la justicia en Waterloo, ahora pensamos en el consumo como una forma de celebración, no de necesidad, la pila de hidrógeno como respuesta sostenible al diésel, y comer sólo verdura como la actividad más progresista del planeta. Pero el caso es que nos parecemos cada vez más, por el número de chorizos que tenemos fuera de la carnicería, el machismo que invade la sociedad, la última sentencia irlandesa conocida al respecto no tiene desperdicio, el veto impuesto al desarrollo tanto en Tijuana como en el Mediterráneo, e incluso la exclusión nacionalista que emerge desde Cataluña a Flandes pasando por Inglaterra o Escocia.

Mientras Sánchez propone en Rabat un mundial de fútbol en 2030, si Torra no dice otra cosa, a tres países, estará en Cuba en el “Black Friday” y les recuerda a todos que de él es la última baza para convocar elecciones, mientras sigan comprando..., y riendo o llorando.

De verdad que lo del Viernes Negro es lo que menos me preocupa en este "belén".   

lunes, 12 de noviembre de 2018

¿Condenados a repetir errores sociales?


Ayer se celebraba un aniversario “fracasado”, el del armisticio de la Gran Guerra, que puso fin a tantos horrores, pero no a la forma de gobierno basada en el proteccionismo y nacionalismo. En poco más de dos décadas volvían a reproducirse desavenencias que llevarían a Europa y al mundo con ella, hacia el holocausto nazi.

Cuando Schumann, el perfecto hombre europeo por su condición germano-francesa, en 1950 pronunció las palabras: “Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto: se hará gracias a realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho”, dio con la oportunidad de progreso europeísta, el final de históricas contiendas de poder. La respuesta era la cohesión, la colaboración, el entendimiento y respeto a la integridad desde el ejemplo de un eje entre vencedor y vencido, soportado en un proyecto de colaboración franco-alemán. El espíritu Schumann es el que ha propiciado el desarrollo de Europa, pero ayer en París se revivieron historias del pasado que ojalá no propicien la repetición de su desenlace.

Macrom en los Campos Elíseos, bajo el Arco del Triunfo, que en el XIX festejara las victorias militares de franceses sobre rusos y alemanes, dio con otra gran frase para analizar “el patriotismo es exactamente lo contrario del nacionalismo”. Estupefacto Trump en su mirada muestra su clara distancia con la frase, la de un presidente que se aúpa en el poder sobre el eslogan de Monroe “América para los americanos” y arbitra por un nuevo mundo en desarrollo baja el continuo contrapeso de la estabilidad de los dos bloques a modo de renovación de una nueva guerra fría con Putin como singular coautor. Europa se tambalea con los nuevos nacionalistas y populistas y el mundo con la exclusión al desarrollo como bandera.  

Macrom junto a Merkel saben que están más cerca del fracaso que hace unos años, la crisis económica de la deuda y la progresión de los nacionalismos junto a populismos están drenando el sueño europeo, por no hablar del invitado de excepción que nunca quiso serlo, así lo hizo ver una vez más May que marchó a Gran Bretaña tras una visita relámpago a su país vecino sin nada que decir en el ceremonial francés, salvo que no cree en el proyecto europeo y que el BREXIT va de veras.

Netanyahu también abandonó rápidamente la Conferencia de Paz, a la que Trump directamente renunció a ir, por la nueva incursión en Gaza de su ejército, mientras todos miran hacia otro lado cuando se habla de Ucrania, Líbano o Yemen, todas con un origen común en aquel armisticio y Gran Guerra de hace 100 años.

Sólo, desazonado, más allá de repetir errores del pasado, siempre desde niño me pregunté si las sociedades no se daban cuenta de aquellos líderes que las conducían inexorablemente a la ruina social y la destrucción, como Alemania en tiempos de Hitler, creo que la respuesta es que la sociedad busca a su líder dependiendo de hacia dónde quiere avanzar, por lo que estamos ante un momento en el que sólo hemos de analizar bien a nuestros dirigentes para conocer dónde vamos como sociedad. Concluyo diciendo que no me gusta nada lo que he visto en París.

lunes, 5 de noviembre de 2018

¿Convocar elecciones? Una oportuna y obligada salida


Aquellos asesores de Moncloa deberían indicar al Presidente Sánchez que ha llegado el momento de buscar fecha para elecciones generales en 2019. En el primer trimestre estaría aún vivo el juego político, con grandes posibilidades para socialistas ante un PP en descomposición y un Podemos roto en sus acciones, en el segundo trimestre sería claramente un órdago a todo o nada, coincidiendo con municipales, autonómicas y europeas, pero cada vez más plausible, y el cuarto trimestre sería lo deseable para el gobierno, por el menor riesgo asumido, aunque cada vez más inviable, según se está poniendo el patio o propiamente, la arena política.

Ante un mes de noviembre que pasa la prueba del empleo y resiste a un constante crecimiento económico, la situación política no deja ya de ser infumable. Unos presupuestos más sociales que se permiten desde Europa, pero que dependen de las peticiones independentistas sobre los “mártires” del 1-O. Después de enviar delegados, incluso a la cárcel, provocar que la abogacía del Estado acuerde sedición con un máximo de pena de doce años para Junqueras, y continuos guiños a una rebaja de pena e indultos, permitiendo reorganización en nuevas asociaciones contra el Estado, la cuerda sigue forzándose negando el apoyo al PSOE.

Pero ahora coincide con un momento en que la oposición vuelve a tambalearse. Para cuando todos creían que las cloacas de las escuchas del comisario que comparte cárcel con Junqueras se dirigían sólo hacia los ministerios, resulta que han girado en los últimos días hacia Cospedal, borrándola por el momento de la ejecutiva de su partido. ¿Jugarán al mus en la cárcel de Estremera? La política se ha contaminado hasta este punto, ¿qué pensará Rajoy y Soraya de todo esto?

Pero el hecho es que en España tenemos una gran capacidad latina de convivencia con las corruptelas. Asistimos impertérritos a una fiesta orquestada para con los jueces que discuten a petición del poder sobre quién paga los impuestos hipotecarios al Estado, y por cuánto tiempo debe ejecutarse, el giro del Supremo apunta a que será sólo por 4 años. Seguro que habrá un ganador que es el Estado y unos perdedores que serán los clientes finales, por cierto la devolución ha de pedirse ante hacienda no ante los bancos, serán estos posteriormente los que ingresen, en su caso por tal concepto en las arcas del Estado. ¿No será este el impuesto encubierto a la banca pedido por Podemos?

Así, con la que está cayendo, se plantean ahora jueces y abogados una huelga general para este 19 contra Delgado, por tanto ahora son los poderes los que colisionan y esto empieza a tener mala pinta. Suficiente para que decidan convocar elecciones. Es el momento oportuno, quizá eso sí tengamos que enterrar primero a Franco, no huela esto peor de lo que ya lo hace.

De los de fuera aunque no sean latinos tampoco traen mejores noticias, esta sociedad digital y rápida, no va por el mejor camino. Hubo un tiempo en que se hacía política para mejorar nuestra sociedad.

lunes, 29 de octubre de 2018

Heroínas ejemplo para una sociedad mejor

Mucho frío esta mañana, una larga semana, y la hormiga buscando por el hormiguero se choca con destituciones de algún entrenador, un aniversario para hablar de delitos de algunos gobernantes, marchas para ver a Trump o el regreso de la derecha tras de corruptelas brasileñas de la izquierda de Lula. No me parecía que ninguna noticia estuviese a la altura de nuestras necesidades sociales, todas inherentes al ansia de poder, todas banales.

Entonces recordé un hecho singular que merecía el reconocimiento de este humilde columnista sin duda porque es ejemplo de lo que puede conseguir la sociedad para beneficio de sus congéneres. Nos encontramos en un país que no apuesta por la inversión en desarrollo y mantiene su cifra en algo más del 1% de su PIB, que ante la crisis recorta en investigación, sanidad y educación, que ante un nuevo crecimiento económico prioriza mal, manteniendo a duras penas sus niveles críticos en estas esferas... y mira para otro lado, pero al tiempo mantiene club deportivos millonarios, o a políticos huidos de la justicia en mansiones europeas financiadas desde nuestros impuestos, por citar algunos tristes ejemplos. 

Pero en este país también existen "brotes verdes" sociales, y cuando el altruismo parece no estar de moda, entonces aparecen ellas dando un golpe en la mesa con su lección de vida. Una Asociación de enfermas de cáncer que en poco más de tres años y con la única voluntad de sus asociadas han luchado y convencido, recaudando fondos para la investigación en beneficio de derrotar a la conocida enfermedad. Hasta este capítulo no sería sino una asociación más, pero no es así, armadas de valor trabajan con ese único fin, habiendo recaudado ya más de 220.000€ alimentando una lucha social contra el cáncer y donando el 100% de estos fondos para contar con nuevas vías de investigación, el último cheque entregado este mes por 70.000€ para al equipo de oncología del Dr. Alberto Ocaña de la UCLM, para contar con tres investigadores más en plantilla, avanzando más rápido y con más garantías en la solución para tantos afectados.

En el acto, nada que festejar, ni un euro que derrochar en la autocomplacencia, sólo una nueva meta para el próximo curso en la mente de estas heroínas, quizá llegar a los 90.000€. 

Este ejemplo social: ACEPAIN, es necesario y existe en nuestra sociedad, pero desgraciadamente no se lleva los titulares que Trump amenazando a los hondureños que marchan a su frontera, o que Puigdemont mostrando su lazo amarillo desde su palacete en Waterloo, o Lopetegui rescindiendo su contrato que contempla un sueldo de seis millones al año.  

Aunque desde aquí, desde este blog, desde la columna de este diario, animo a continuar esa lucha por la investigación desde el trabajo de sus asociadas, concienciando a la sociedad de que el avance es posible y el dinero puede ser utilizado para ello. Necesitamos muchos héroes y heroínas que naveguen contra corriente a favor de la vida, una sociedad mejor concienciada de que el altruismo nos beneficia a todos. ¡Adelante y felicidades por ello!  

domingo, 21 de octubre de 2018

Cuando crees que eres el “Puto amo”


En política siempre hubo grandes hombres, pero también oportunistas que con fortaleza mesiánica, creen que los derroteros del destino serían diferentes sin su intervención. El problema es cuándo convencen a su entorno de que esto ciertamente es así.

Casi en el olvido nos queda aquellos días de primavera en que salía a la luz la adquisición inmobiliaria de los dirigentes de Podemos, Iglesias y Montero, fueron muchos los que pensaron en su fin político, pero cual grande del medievo provocó a sus seguidores para que se postraran o lo condenaran, por mayoría se le dio el indulto e incluso se le ha asignado en pro de su defensa protección 24 horas con escolta policial.

Tras el acuerdo presupuestario con el Presidente Sánchez a modo de “Pactos de La Moncloa”, han decidido actuar. Enarbolando la defensa de las cuentas ante nacionalistas y separatistas, haciendo el trabajo sucio con el beneplácito del Gobierno, seguro tras un: “tú déjamelo a mí” Iglesias se ha tirado a la piscina sin trampolín. Primero en la cárcel catalana con Junqueras y resto de la cúpula secesionista, aunque parece que por el momento no con muy buenos resultados, pues en su vis a vis se le instó a ordenar a la Fiscalía clemencia con los presos antes de poner silla en cualquier negociación, posteriormente verá a Urkullu este mismo lunes pidiendo su intermediación y los votos a los presupuestos, aunque estos nunca estuvieron en duda tras la moción de censura, y hablará si es menester de nuevo, telefónicamente o en Waterloo, con el mismo Puigdemont, para contentar en el gesto al PDeCAT abriendo “espacios de dialogo”. 

Desde los ministerios se apresuran a desmentir que sea un delegado gubernamental pero el caso es que tiene luz verde a establecer los puentes necesarios para beneficiar el voto a unos presupuestos que no han desagradado en demasía a una Europa a vueltas con Italia.

La cuestión presupuestaria está en manos de un “Presidente Bis”, o el “puto amo” según palabras de Maíllo. La petición para sentarse a la mesa es la de frenar un proceso judicial por sedición, a estas alturas nada parece ya sorprender a nadie o si no explíquenme cómo el mismo Supremo puede cambiar de opinión en unas horas tras una sentencia contra la banca por el tratamiento de la imposición hipotecaria.

En resumen, tengo mis dudas sobre la tajante idea de que los presupuestos no sean viables en el Parlamento, y por tanto, sobre las consecuencias para lo que conocemos como país, sus poderes, entre ellos el judicial, lo que es seguro es que se abre un tiempo de incertidumbre política con elecciones a la vista y que Maíllo quizá pueda estar casi en lo cierto, pues no es el amo quien ejecuta sino quien deja hacerlo, y si no que pregunten a Torra quién es el verdadero President, aunque éste, a diferencia de Iglesias, siempre lo tuvo muy claro.


lunes, 15 de octubre de 2018

Sánchez recibe a García-Page entre Leslie y Michael

Granada sin lazos amarillos
Entre dos ciclones Leslie y Michael que tanta agua y desgracia están dejando sobre la península, se producía esta mañana el tan esperado encuentro de Garc
ía-Page y Sánchez, ¿esperado?

Cierto que si uno miraba la agenda en Moncloa apenas dejaba muchas horas para el encuentro, pues se anteponían los presupuestos que en Consejo extraordinario se les daba el beneplácito para que juzgue Europa, muy ocupada con la salida de los británicos, que siguen comprando pisos sin parar en las playas de Levante, y los manejos italianos en sus cuentas deficitarias.

Reconocida ya la desaceleración para los próximos dos años, de momento en una nueva décima, los presupuestos pactados con Podemos y que cuentan con el techo de gasto del PP, esperan aumentar ingresos recaudando a través de los que ingresen más de 130.000€, las entidades financieras y la publicidad digital, entre otras novedades, también inciden sobre las energéticas buscando a las renovables, aún sin saber bien cómo, y avanzan en el cambio de los coches diésel por híbridos o eléctricos, con una mayor tributación para el gasoil que según productores son menos contaminantes, algún gerente de Renfe ha probado estas medidas de ahorro en los trenes de Extremadura-Madrid en este puente. 

De todos modos, son los socios independentistas los que tendrán la última palabra, que de momento se mantiene en la libertad para los secesionistas y el referéndum de autodeterminación renovado en sus continuas propagandas ahora con las celebraciones de Companys, sin duda alteradas por las peticiones de ayuda para mitigar las recientes inundaciones.

Bien, de otro lado, parece poco tiempo de reunión apenas dos horas, teniendo en cuenta que García-Page ha de recordarle más de un centenar de peticiones, entre las que destacan la igual de trato en materia de financiación, el mapa de infraestructuras regional con el AVE en Talavera (motivo del regalo a Sánchez), la autovía de Puertollano a Extremadura -diez años parada-, o la olvidada ya de Albacete a Jaén, por supuesto la gestión del agua en el trasvase del Tajo y el cementerio nuclear de Villar de Cañas. Pero también es cierto que ante las próximas elecciones de los unos y los otros, los temas son meros recordatorios entre gobiernos a corto plazo, siendo el más urgente el medioambiental, aunque juguemos en un escenario de nuevas lluvias y poca sequía.

La tan luchada mejora en financiación se quedará por el momento a la espera de los lazos amarillos, Ábalos parece que tendrá a bien desempolvar obras si tiempo le queda para ello, prisas tampoco hay muchas, conciencia medioambiental también, pero a su debido momento y el cerrojazo a la ATC aún no está sellado.

En la recepción se siguió el protocolo, esta vez sí, y no tendremos nuevos memes como los de la Fiesta Nacional en Zarzuela. Pero qué trágico es el tiempo para la estabilidad económica, cierto que no tanto como para la política.

Claro está que todo sigue siendo cuestión de tiempo para Castilla-La Mancha, y de “lazos amarillos” para España.  

lunes, 8 de octubre de 2018

Despidiendo a Caballé, esperando el Doce de Octubre



Puerto de Cobh (Irlanda)
El entierro de la diva Caballé vuelve a unirlos en Barcelona, un año después de la manifestación sin precedentes por la unidad de España. Sánchez intentará tirar de fondo en su carrera de obstáculos hacia unos presupuestos sociales y nacionalistas, Torra, por su parte, le recordará lo suyo del referéndum en algún murmullo y Casado, amenazará entre abucheos, con un nuevo 155, que los de VOX ayer querían perpetuar volviendo al centralismo más rancio eliminando las autonomías.

Estamos en un tiempo de transición, sorpresas y ‘sorpassos’, donde todo parece querer volver a una normalidad institucional como la de tiempos pasados. Iceta conduce a un dialogo imposible a los socialistas catalanes, mientras Rivera pide cambio en las reglas del juego para que los nacionalismos no lleguen al Congreso con su cupo del 3%, sus partidos se desentienden en Andalucía obligando a Susana a convocar elecciones, y el Rey evade protagonismo en su agenda. España frena, queda pendiente de elecciones, apura sus obras de “attrezzo” final, con nuevas caras, como por ejemplo Francisco Nuñez en el PP regional en CLM esta semana, y navega lento, buscando estabilidad, serenidad, pero haciendo aguas con un gobierno al que unos y otros le hacen zozobrar.

Se despedirán de la soprano, preparando un doble homenaje en Madrid y Barcelona, no resultará fácil hacer banderas de una mujer colosal, embajadora de España, declarada cosmopolita y casada con un aragonés, siempre reacia a los separatismos. Sean leales pues a los legados culturales.

Por otra parte, en esta semana nos abocamos de nuevo a una fiesta de banderas que debiera ser integradora, por cierto espero que para el 12 ya esté la bandera española hondeando en el edifico de la Generalidad de Gerona, aunque ya el separatismo perpetua lazos y cruces amarillas junto a esteladas que rechazan la “señera” de la corona de Aragón. La hormiga si celebrará ese día de lo hispano, pienso que como muchos catalanes, aragoneses, castellanos,… un día para reclamar nuestra forma de hacer, sentir y trabajar, reivindicar la marca “España” que produce material de transporte de alta tecnología, posee patrimonio universal que mostrar, cuenta con un legado histórico incuestionable y es también ejemplo de diplomacia exterior en la tesis de nuestro Presidente.

Veamos los ultimátums hasta cuando permiten el gobierno, todo está listo y ahora cada día cuenta, cada gesto cuenta, pero tenemos encuestas del CIS cada mes.

¡Feliz día de la Hispanidad a tod@s!

lunes, 1 de octubre de 2018

Sube la presión: escuchemos a nuestros mayores.


Comenzamos nuevo mes con un día dedicado a los mayores, teniendo la hormiga una reflexión para con aquellos que se dice de otro tiempo, pero que según el trato que les damos y su actividad y rol social, son el claro espejo de cualquier sociedad bajo análisis. Sus demandas, sencillas, se centran en el derecho a vivir, con mayúsculas. Recuerda sus enseñanzas,… y seguro que ganamos todos.

Muchos de ellos, la mayoría, no tienen educación superior, o de posgrado, y todos, sin embargo lucharon por una sociedad en la que el acceso a la cultura y educación no fuera un privilegio para unos pocos, aunque seguro que no cavilaron en que nuestros dirigentes se empeñaran hoy, en juzgar sus títulos, en vez de ponerlos al servicio de todos los ciudadanos.

Todos, amaron su nación, perdonando en su memoria, permitiendo un nuevo sistema de libertades que nos condujese al progreso y la igualdad, respetando al vecino. Muchos ahora se preguntan qué hacemos con aquellos recuerdos, empeñados en la búsqueda de ventajas ideológicas y diferencias entre fronteras artificiales creadas a fuerza de tradiciones, banderas, cultura, lenguas y privilegios.

Los mayores entregaron una vida laboral contribuyendo a un sistema de salud para todos, con sus impuestos pagaron millones de facturas en infraestructuras, educación, etc. pero ahora encuentran déficit en el sistema de pensiones y carencias que lo hacen insostenible a medio plazo.

Respecto a Europa, se empeñaron, nuestros mayores, en lograr la apertura social y económica de una supra-nación para todos, donde encontráramos nuestra especialización de mercado y el avance, el progreso, sin embargo, el giro inesperado del populismo y el proteccionismo nacionalista hace aguas en un Mediterráneo exclusivo. 

Mientras muchos políticos han olvidado sus objetivos, luchan por el voto acusando al vecino, o presumen de cargo con un currículo y porte tecnócrata trasnochado, leen la letra pequeña para “jugar” con las leyes, vociferan en televisión para parecer que tienen razón, mientras nos queda un septiembre dramático regado de muertes por causa de género, mantenemos una tasa de paro por encima del 15%, Torra incita a los de lazos amarillos junto a estudiantes a tomar las instituciones, vías de comunicación y la calle en pro del separatismo.

Nos hace falta memoria histórica, así que dejen de leer, visiten o si no pueden al menos cojan un teléfono y llamen a sus mayores para interesarse por ellos, háblenles de sus problemas y escuchen sus consejos para resolverlos. Para otro día dejaré la falta de respeto escatológica como acicate al derecho a la libertad de expresión,… ellos tampoco lo entenderán señor Toledo.    

Refrán popular: sabe más el zorro viejo que por zorro.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Sánchez de Gira, comienza la batalla final


Mientras le esperan en Madrid para iniciar la batalla por los presupuestos sin olvidar el Senado y a Cataluña, Sánchez continúa en su postulación de intenciones ante sus socios. No es casual que tras 16 años se entreviste ahora con el Primer Ministro canadiense, dejándose aconsejar en cuestiones nacionalistas por los que dejaron de serlo tras un referéndum que rozó la ruptura de Canadá. En casa, nos desayunamos con declaraciones en pro de un indulto de la Delegada o de no demorar la estancia preventiva de los secesionistas por la Vicepresidenta y obviando por todos los lazos amarillos unidos a pancartas que reclaman su puesta en libertad, hechos clave para permitir la incorporación de Cataluña a las reuniones formales de las Comunidades en materia de financiación, si bien, con alguna propuesta de perpetuar la deuda de esta región frente al “Estado Español” de sus dirigentes.

Pero sigamos con Sánchez, resulta que viaja a Nueva York para hablar de cambio climático ante la ONU, seguro que incide en las “maldades” del Diesel tras el “caso Volkswagen” con su vía impositiva, y quizá recuerde que las renovables debieran suponer la apuesta energética del mundo desarrollado en el que España se encuentra tan parada, tanto que Vestas, por ejemplo, abandona a sus empleados en León a pesar de las promesas del ejecutivo.

En el panorama internacional, quizá motivado por Iglesias entre sus condiciones de “nueva amistad” se entrevistará con el nuevo presidente cubano para concertar un posible viaje oficial y hablar de “todo” en pro de la distensión tan deseada y que se apuntará Sánchez, si le queda tiempo, pues Rajoy ya la intentó en sus últimos meses de gobierno sin éxito. 

En casa hubo varias actuaciones imponentes esta semana, resaltar el dialogo en la Comisión de Investigación al PP entre Iglesias y Aznar, el primero había visto la película de “algunos hombres buenos” y pensó que era Cruise, en frente un expresidente que refutaba con el máximo control sus respuestas y que no entró en su juego de “Código Rojo”, muy recomendable para los amantes del debate, pero que quedaron en nada, como ya anunció la hormiga, sobre las continuas cortinas de humo de la tesis e incluso libros que nos invadieron en jornadas pasadas.

Ahora viene lo duro, tras de su viaje Octubre traerá a la palestra los presupuestos que pueden precipitar nuevas elecciones o alargar un gobierno por el que pocos apuestan, unido a fechas notables para el independentismo catalán y sus lazos amarillos, junto a nuevas reuniones en Moncloa con Presidentes Autonómicos, como García-Page. Son claros los acercamientos entre socios de gobierno, pero también que por el momento no son suficientes. Sánchez se la juega pero a caballo ganador, pues él lo intentará y si no quieren habrá de convocar elecciones, Iglesias puede ser el soporte o caer en las fauces de un socialismo acaparador que le borre de la arena política, Casado ha de mostrar sus cartas y diferenciarse de un Rivera cuyo discurso se centra en un neo-centralismo y Cataluña, un Rivera que precisa ahora algo más que banderas para captar nuevos votos.

Pues hagamos juego de nuevo, hagan política y olviden el poder, aunque creo, al menos en este momento, que ya nadie piensa que se trate de esto.

lunes, 17 de septiembre de 2018

La Tesis de Sánchez: no hay ‘Caso del Presidente’.

Está claro que todos cometemos errores, pero Rivera ha protagonizado esta semana uno de los mayores de los posibles, sin ninguna necesidad, lo peor para él es que será difícil de enmendar, porque no hay Caso del Presidente, sí una cortina de humo y mucho fango sin perspectiva política.

Quizá era difícil cuestionar sobre el tema catalán cuando flotaba ya en el ambiente la ruptura al dialogo del independentismo ordenada desde Bruselas, aprovechando el caso Montón pareciera una mejor jugada el órdago sobre la tesis del Presidente. 

Sin una directa acusación Rivera cambió la pregunta cubriendo a Casado, centro de todas las críticas tras la dimisión de la Ministra, hablando de “dudas razonables” sobre una tesis doctoral. Para un académico objetivo, no tendría ningún recorrido tal acusación, pues el sistema garantista universitario español promueve un trabajo científico propio que ha de ser presentado ante un Tribunal, en esos años de cinco doctores, junto a un informe ajeno previo de otros dos especialistas, con la necesidad de depósito en la Biblioteca de la Universidad de lectura/defensa y publicación de la ficha-síntesis en TESEO. Para Sánchez evidentemente tampoco, pues a pesar de no ser necesario entró al trapo de su defensa, y en tan sólo dos días culminó la publicación de la misma con el informe preceptivo del porcentaje de copia, más que aceptable por otra parte. E incluso se conocía que parte de la misma había sido publicada en formato libro, con un coautor, como tantos otros doctores lícitamente hacen para con sus trabajos.

Entonces cuál era el objetivo, tengo claro que el ruido mediático, para olvidar otros casos ante la justicia, quizá borrar de los titulares que se exhumaba a Franco y ellos se abstenían, e incluso zarandear al gobierno para provocar su caída. Pero no todo vale y en estos juegos de estrategia uno debe andar muy fino con los efectos colaterales. Explíquele esto al Señor Rivera, Señora Robles, cuando dijo que eliminaría el contrato de las bombas a Arabia Saudí, o al Señor Puigdemont cuando aseguró que una Cataluña independiente sería más fuerte a nivel empresarial y económico.

Finalizo con la explicación de mi indignación. Con la cantidad de problemas en este país es difícil abstraerse a las niñerías de patio de colegio en el Parlamento sobre la formación de los nuevos políticos, el mismo señor Rivera ha puesto a dieta su currículum en las últimas horas por estar algo engordado. Pero a pesar de esto la tesis del Presidente cumplió con la legalidad y fue juzgada, ahora para muchos podría haberse calificado de otra forma, pero objetivamente no hubo defecto de forma, ni de procedimiento, por tanto no hubo error de hecho ni de derecho, por lo que hasta ahí el caso del Presidente.

Eso sí parece que se alimenta cada vez más la idea de que el esfuerzo no vale, la corrupción impera en la Universidad y que cualquier privilegiado puede conseguir titulaciones. Por eso me indigno, por mis alumnos, por tantos compañeros e investigadores que cumplimos altísimas exigencias como parte de nuestro día a día, o por mis nueve años de trabajo de investigación, estancias en universidades extranjeras, desarrollo de proyectos, cursos de formación, asistencia a congresos y publicación de artículos con los que conseguí mi doctorado en Economía y jamás se me ha ocurrido comenzar un debate contra mi adversario poniendo en tela de juicio su formación, aunque seguro que sí pidiendo cuentas sobre sus hechos, acciones o proyectos, vaya pero yo no soy político, sino un simple profesor doctor de universidad. De lo de Doctor, excepto para los médicos, claramente es un título que sólo se valora fuera de España, vaya, como lo de saber idiomas.

Guardo muchas explicaciones por cuestiones de espacio, como siempre espero vuestros comentarios. 

lunes, 10 de septiembre de 2018

¿Dónde quedó nuestra identidad castellana?


Más de doce siglos de historia para “Castella” o Castilla, primero condado y luego reino, ¿dónde fueron a parar?, todo lo dieron por lo que hoy conocemos como España. Decía Unamuno que el alma de un pueblo es su historia y tradición, y yo añado que el olvido es para un pueblo su pena de muerte.

Estos que celebran la diada para honrar la memoria de los que en la guerra de Sucesión (1713-14) lucharon a favor de los Austrias perdiendo sus fueros, quizá no recuerdan nuestra cesión de derechos ante los mismos reyes, en concreto Carlos I, y derrota de Villalar en 1521, dos siglos antes.

La simbología identitaria nacionalista castellana fue también ahogada en beneficio de las Españas, tanto en relación a nuestra lengua, el castellano, que es la segunda más hablada del mundo con todas sus variantes, como a nuestro himno y bandera que apenas quedan de ellos algunos retazos que componen símbolos de las comunidades autónomas que aglutinaban aquel reino. Sobre el día de celebración quedó un recuerdo, pero incluso San Jorge y el libro junto a la rosa nos lo ocultan a lomos de Rocinante.

El resultado es el olvido y nuestra ubicación dispersa en un país en el que somos ciudadanos de segunda, ya que hemos dado todo a cambio de casi nada, con graves carencias, enfrentándonos al despoblamiento, a políticos que ceden acomplejados para evitar males mayores repartiendo el agua del Tajo pero nunca la del Ebro. Quizá parezca extremista, pero ando un poco harto viendo cómo se contenta a todos a expensas de olvidar lo que nos dio sentido como pueblo.

Aplaudo las leyes que nos dimos hace 40 años para construir y unir, pero me levanto y rebelo contra muchas de las interpretaciones de las mismas para el logro del beneficio propio. Un castellano es también castellano y español, no sólo lo segundo, escuchéis lo que escuchéis.

Pero ya no sé si tiene remedio en un escenario en el que nos invaden con lazos amarillos e historias de héroes de otro tiempo, y ahora “políticos presos”, y dónde tanto complejo evita respuestas contundentes a pesar de tanto máster en uno y otro partido político, de tanto saber hacer y rectificar, también en materia de defensa y de impuestos, quedando a expensas de un poder judicial que estrena su curso con demasiadas presiones.

Por esta semana es suficiente, pero antes de ser independentista debes ser ciudadano, antes de autoproclamarte ecologista, conocer los perjuicios de la factura energética, antes de romper contratos con el exterior, analizar porqué fue firmado, antes de subir impuestos estudiar los efectos indirectos de tales medidas y antes de presumir de tú formación, también de posgrado, demostrar qué sabes utilizar los conocimientos adquiridos.

lunes, 3 de septiembre de 2018

El final del Verano llegó

Fuerte de Cork, Irlanda. Conversando.

En cierta manera agosto y diciembre se parecen, dos treguas sociales en el calendario, para “ser buenos”, o… dejar pasar el tiempo. Por su parte, agosto siempre fue más dado al postureo, a posados, y camisas blancas de lino con el colorido de trajes de baño, algunos estampados de lazos amarillos, otros empeñados en hacer recordar quienes fueron los buenos y los malos antaño, con grandes debates de altura con el tema de si la hora de verano es mejor que la de invierno, y muchos llenando el depósito con más impuestos, como siempre por vacaciones, para ver si recuperamos el país, pero todo con el sosiego y aderezo de los refrescos del estío.

Es ciertamente ahora cuando comenzamos el curso político y si me apuran la legislatura, teniendo en el horizonte más próximo la diada catalana que será de nuevo utilizada para la división y escaparate de independentistas, a medio plazo, los presupuestos imposibles pactados entre PSOE y Podemos, sin muchas garantías de progresar, más allá de la búsqueda de diferencias de cara al reto de junio con elecciones, por el momento, municipales y europeas.

Preparen las mochilas y carteras nuestros políticos y decidan qué hacer, con la región de Cataluña, permitiendo a cambio de unos votos para los presupuestos un combate social en las calles para avanzar en la autodeterminación, con los impuestos directos (IRPF) e indirectos, subiendo los mismos para cuadrar las cuentas pero olvidando el efecto indirecto que puede provocar, por ejemplo, eliminando la desgravación de los planes de pensiones en futuras políticas de pensiones, con las condiciones laborales y sociales que han desembocado en un ERE en Vestas en León para una de las empresas referentes del sector energético de las renovables, o con nuestra gran industria emergente del turismo que comienza a flojear cayendo cerca de un 5% en julio (un 7% en Cataluña) agotando el mercado balear con continuos incrementos.

El verano fue relativamente calmado entre viajes, hospitales y másteres, el verano permitió rearmes en lo absurdo con debates sobre lazos y cruces amarillas, sobre si debe exhumarse un cadáver que Aznar y aún Rajoy deberían haber finiquitado en sus gobiernos buscando la concordia que reclama ahora Casado, el verano puso la guinda debatiendo hasta sobre el posible cambio del huso horario.

Tanto calor hizo mirar de nuevo a otro lado cuando hablamos de inmigración con decenas de niños ahogados en nuestro Mediterráneo este verano, abusos de poder de gobernantes como en Venezuela o Nicaragua que asfixian y torturan a su sociedad, proteccionismo “trumpiano” en Sur-América y Europa que eleva muros a bienes, servicios y personas, más próximo nos queda el sinsentido de una sociedad que padece la caída de su equipo de fútbol en octavos como un duelo nacional y olvida a sus jugadoras en la final contra Japón.

Pero todo esto se acaba como dice la canción, el final del verano llegó, del postureo, del bañador y el refresco, de elucubrar con posibles fechas, ha llegado la hora, y la legislatura del PSOE ganada en su moción de censura debe comenzar, veamos hasta cuándo y cómo, la hormiga se ha renovado y anuncia una vía más crítica en lo social y siempre en lo político.

Me despido con una triste noticia, la pérdida del Museo Nacional de Brasil bajo las llamas consumiendo joyas extraordinarias y el fósil más antiguo conservado de aquellos lares, el de aquella mujer: “Luzia”.

martes, 24 de julio de 2018

Sociedad a vista de hormiga y vacaciones: de bloguero a pregonero


Antes de marchar a “cigarrear” unos días, me dicen que eche un vistazo para ver que cambiaría en el hormiguero social que se llama España y me dispongo sin ánimo de exhaustividad a plantear algunos de los retos de este hormiguero, incluso de algunos otros que le rodean, mirando, quizá de reojo, la educación recibida por los que hoy nos gobiernan. Las hormigas siempre nos guardamos de las avispas.

Como primer mal, advierto sin duda una descompensación clara entre géneros. No ha sido suficiente con clases mixtas, ni con lenguaje inclusivo,… tenemos un grave problema de autoridad, de preponderancia del hombre versus la mujer, no justificable bajo ningún concepto, y que hace imposible que el poder recaiga en una fémina, ya lo avanzaba la semana pasada, ni en la izquierda, con Susana, ni ahora en la derecha, con Soraya, a pesar del sesgo conservador de Casado y de su máster que seguro le va a perseguir en los próximos días. Frótense las manos los republicanos, pues ni los “juegos” del rey emérito tendrán nada que ver con la evidente nueva monarquía en manos de una reina, ¿recuerdan la última vez en el Siglo XIX?  El problema se acentúa y se torna en infumable cuando nos referimos a las jerarquías laborales, sociales y sexuales. Falta mucho por hacer, y recibo con gran alegría todos los cambios en esta vía, -y he dicho todos, aunque parezcan inaplicables- pues hasta ahora tenemos una sociedad “a medias” en todos los sentidos.

Una segunda reflexión viene del “falso” progresismo en el que se soporta el avance social eliminando las estructuras o instituciones o haciéndolas entrar en crisis. En esto se soporta, por ejemplo, el soberanismo catalán, la izquierda populista y la extrema derecha. Los unos queriendo acabar con aquello de la autonomía y las competencias estatales, los otros buscando corruptelas en la monarquía para eliminarla, no para sanearla, y aún los terceros queriendo recuperar un centralismo sobre el tan pueril y machista dicho de “ponerlos encima de la mesa”, siendo tan miopes con la historia de no haber finiquitado hace años fantasmas del pasado.

Por último, los valores inculcados por la mezcla entre la meritocracia y el capitalismo unido al consumismo en el que se fundamenta parte de nuestra economía, hace que miremos para otro lado cuando avanzan las pateras desde África, buscando excusas ante las graves situaciones de derechos humanos que se viven en ese continente, o incluso en Nicaragua,… o Venezuela, el principio de no intervención ante un Estado por la ONU, tantas veces pisado en Oriente próximo, ese mismo principio seguro podría ser esgrimido para mejorar situaciones de partida en tantos países necesitados de una solución económica diferente a la exclusión.

De esta forma, nos marchamos de vacaciones. Ya avanzaba que el próximo curso será muy difícil para Sánchez, pues todos querrán cobrar lo pagado y el patio se pondrá de nuevo ingobernable, con unos buscando autodeterminación con los vascos de perfil, y el resto atizando el calendario ante unas elecciones que en mayo nos dibujarán un nuevo mapa de poder local y regional. Ahora es tiempo de descanso y reflexión. Una cosa más, cuidado con los viajes oficiales Sánchez, parece que para muchos, ir a un concierto de rock no es lo mismo que estar en la ópera.  

Ojalá este verano no lo llenen las llamas, como en Grecia, los atentados del terror, como en Canadá, porque desgraciadamente contaremos con atentados de género, ahogados en el mediterráneo, cruces amarillas y corruptelas institucionales del poder en todos los ámbitos.

Pero dejadme concluir con una gran alegría y responsabilidad al tiempo para un simple columnista, bloguero y profesor de universidad que les habla, mis paisanos han decidido agasajarme con un nombramiento, el de pregonero para las fiestas de mi querido pueblo, Quero. Aprovecho para invitaros a dichos festejos y compartir un pregón que realizaré el próximo 4 de agosto, sobre cultura, ¡qué bella palabra, solución para tantos problemas!



Vídeo Pregonero Fiestas Quero 2018
04/08/2018 (=23)


lunes, 16 de julio de 2018

Que llegue ya el verano para la “Sociedad del Play”


Quizá sólo funcione Europa ya para el fútbol, cuando uno escucha por televisión la alegría de los franceses en Madrid y Barcelona ganando su mundial, e incluso te recuerdan el tercer puesto para Bélgica con su entrenador español, me siento como un nuevo “afrancesado”, o quizá pretenden que sonría la victoria de Europa en el mundial de Rusia. Sarcasmo aparte, realmente me preocupa la situación a la que hemos llegado como sociedad del siglo XXI, a las puertas del verano no encuentro muchas razones para sentirme aliviado en este hormiguero.

Trump en su periplo europeo no ha dejado títere con cabeza. A los que pensaban que el amigo americano nos disculparía en último momento ha visto como un entusiasmado neoproteccionismo califica de enemigo comercial a Europa, reclama mayor participación financiera en la OTAN a los aliados, regaña a May por su retroceso en el Brexit, señala la política de inmigración europea como culpable de un retroceso cultural, y ahora halaga a Putin por el gran despliegue en la organización del mundial.

Europa no convence, se somete, y trata de negociar acuerdos con el gigante chino, el otro damnificado por los nuevos aranceles. Tras el desastre de la deuda, abre frentes de escisión social vía políticas nacionalistas y populistas. Nos faltaba que ante una orden judicial de extradición, los jueces alemanes “juzguen” lo que dictaminan los españoles y les nieguen el delito de rebelión para un independentismo que jamás sería tolerado como legal por la Ley de Bonn, jamás.

Pero he pensado con la hormiga que lo mejor es disfrutar de unas buenas vacaciones, porque visto lo visto y con unos presupuestos aprobados, lo mejor que podemos hacer es irnos de fiesta, esperando nuevos impuestos y subidas de la gasolina, nuevos “arreones” de la autodeterminación catalana… y vasca, más pateras perdidas en el Mediterráneo y un mundo global en el que nos endurecemos frente al vecino, olvidando el sueño de Delors, incluso de Schuman.

Respecto del ciudadano la distancia es kilométrica entre su realidad y la de Europa, no digamos entre las generaciones jóvenes y las maduras. Lo social y lo político se vislumbra separado, y el todo vale como en un “game” de los “youtubers” se impone, buscando números malditos del WhatsApp (momo), y dando al play para evadirse de su realidad. Este último párrafo, si no tienes menos de 20 años, difícil que lo entiendas.

Relajación, pero esperando un otoño movidito, todos quieren tiempo para recomponerse, el PP en primarias, siendo una vez más inviable en nuestra sociedad que una mujer lidere un partido político, en esto da igual derecha que izquierda, C’s perdido en su acción de oposición en la que apenas Cataluña sirve para ello, Podemos retirado por evidentes asuntos familiares, y Sánchez aprovechando este respiro para gobernar hasta que los nuevos presupuestos junto al independentismo le traigan a la realidad.

Piscina, mar y montaña y dale al “play”, pues RTVE por el momento tampoco se renueva.

lunes, 9 de julio de 2018

Quim de xenófobo a homólogo, pero con Sánchez en la Constitución

Tras más de dos años sin comunicación institucional se producía un encuentro necesario entre el recién elegido Presidente del gobierno autonómico catalán Torra, y el nuevo Presidente del estado español, Sánchez. Al fin de casi tres horas de reunión el bilateralismo se recupera para la causa independentista, el constitucionalismo en la mesa y la nación de naciones dentro del artículo 2, marca el discurso político desde Moncloa.

Otra vez orquestado al detalle desde la Generalitat, se iniciaba con siete minutos de atraso un encuentro en el que se tratan de imponer los simbolismos de tú a tú. En este aspecto, tanto la palmada en la espalda al entrar en Moncloa, el lazo amarillo, los libros del Valle de Arán y mapas de la región, o el licor de ratafía, y las declaraciones finales desde el Centro cultural Blanquerma como cuasi embajada catalana en Madrid, querían diferenciar la reunión, incluso de la mantenida hace unos días por Sánchez con el Presidente Vasco, y tildar de poderes homólogos al estatal con el regional.

Lo cierto es que por el momento Sánchez ha logrado con su “paciencia”, denostada por muchos de sus adversarios, que Torra se adentre en el Estatut y por rebote en la Constitución, esperándole desde arriba de las escaleras. A la provocación sobre la autodeterminación del 1-O y sobre los presos “políticos” y “exiliados”, ha respondido con la negativa de la fuerza del derecho constitucional y su artículo 2, al debate secesionista y la no renuncia a la vía de la unilateralidad, con la recuperación de las comisiones bilaterales y nuevas reuniones de diálogo constructivo, y al pretendido autogobierno con nuevas inversiones en el Corredor Mediterráneo y revisiones de competencias dentro de la legislación.

Incluso hubo momentos para la distensión y Sánchez le llevó a su terreno, los jardines del Palacio, para mostrarle la fuente de los encuentros de Antonio Machado y Pilar Valderrama, seguramente que aprovechó para insistirle en recuperar la “normalidad” institucional. Este ha sido el resumen, desde una política legal que aguarda a Torra que ha sufrido ya grandes críticas a su aparente “aperturismo” desde sus propias filas.

Parece que Sánchez ha pasado con nota su mayor escollo para avanzar en su pretensión de agotar la legislatura, veremos cómo lo toman en Cataluña. Por el momento, la CUP provoca altercados en los autobuses turísticos, Freixenet fue adquirida hace unos días a precio “bajo mercado” por los alemanes y continúa la fuga de empresas, quedando la política sesgada por el proceso de secesión y el postureo ideológico de un independentismo que gobierna para la mitad de los catalanes, esperando quizá que el gobierno español lo haga para el resto, ahí está la oportunidad de Sánchez y el “secreto del hormiguero” en este asunto.

Art 2.: La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

lunes, 2 de julio de 2018

De Gea o Rubiales, quitando “Hierro” al asunto


Vaya por delante que entiendo poco de fútbol, pero en términos de gestión el mundial ha sido nefasto para España, algo similar a lo que nos ocurre en las negociaciones de poder a nivel internacional e incluso nacional en al menos los últimos dos siglos.

Tras ganar el primer campeonato y dos Eurocopas, resultábamos invencibles y el temor del resto de países ante la roja era un grito de orgullo, quizá hasta que un humilde Portugal nos endosara un 4-0 en un amistoso unos meses después de la corona. Este orgullo de lo nuestro nos hace tan grandes, pero de una forma claramente efímera, por lo que la caída siempre duele más. Después nos queda el recuerdo y creer que es posible, pero entonces llegan los gestores visionarios que despejan todas nuestras dudas.

Con una federación más que criticable en cuanto a su forma de hacer, y su presidente en la cárcel hace poco menos de un año, Lopetegui ilusionaba consiguiendo una clasificación más que aceptable para Rusia con una selección renovada poco a poco. Pero entonces llegó Rubiales, que con un anuncio de confianza hacia el entrenador iniciaba su andadura el pasado mes de mayo hasta que un ataque de genio, un esperpento de esos de encima de la mesa solo dos días antes del comienzo soportado en la publicación de su fichaje por el Real Madrid…, y entonces sin temblarle la mano destituyó al director de la empresa sin dudarlo, descabezando a un equipo, porque el entrenador es el que planifica las ejecuciones de sus recursos humanos y, aunque parezca simple sustituirle, es imposible hacerlo en tan poco tiempo y no esperar consecuencias.

El designio de un director deportivo que andaba por allí no es suficiente para las tácticas, las estrategias, el conocimiento de la competencia, y sobre todo la legitimidad para la toma de decisiones o autoridad no se gana en dos días. Aunque todo un país reclamara el cambio de un jugador para el que había otros dos, aunque el tikitaka no sirviese, el temor a ser diferente a lo esperado y fracasar, el absurdo del desconocimiento del plan para casos extremos hace fácil una conclusión: “entre todos la mataron y ella sola se murió”. Pero el responsable último en estos casos es el primero, ese presidente que apostó por ponerlos encima de la mesa debería dimitir, aunque en política como en el futbol quedan pocos de esos.

En esto Sánchez ha sido mucho más honesto y listo, si se me permite, pues ha conservado claros todos los planes del anterior entrenador, aprobando sus presupuestos e interviniendo cuando el escenario lo permite para ganar el próximo partido, incluso ha eliminado un ministro a las primeras de cambio que no paraba goles ante el fisco. Veremos cómo se desarrolla el resto del campeonato hasta las próximas elecciones, que de momento se anuncian para finales de la primavera del 2019 y que serán municipales y autonómicas.

Entre tanto, no sabemos si Rubiales dimitirá, pero sí que por el momento Puigdemont no lo ha hecho.

lunes, 18 de junio de 2018

Europa naufraga en patera

Desde una perspectiva social, la hormiga ha observado angustiada el fin de una Europa social hundiéndose por el proteccionismo y los nacionalismos, claros males de nuestro capitalismo actual, que no son inherentes a dicho sistema.

Señalo que no corren buenos tiempos y que la pérdida de valores sigue una marcha imparable. El norte capitula en el sur las políticas de inmigración, dónde los discursos xenófobos, proteccionistas y nacionalistas se hacen hueco en los parlamentos.

Siempre me he definido como un liberal convencido, ya que el mercado, eso sí cuando existe, posibilita el desarrollo de sus interlocutores, por lo que la globalización aún en manos del capital hace posible el desarrollo global. El estado debe entonces actuar mínimamente redistribuyendo la renta de sus ciudadanos, garantizando su protección, formación y comunicándose o relacionándose con los interlocutores de ese mercado global. Con mejor o peor suerte ésta fue la apuesta europea e incluso estadounidense hasta la crisis, en donde el proteccionismo y nacionalismo han vuelto ahora a instaurarse con fuerza.

La nueva política de vallas, criminalización del extranjero e imposiciones en aduanas no es monopolio de EEUU, en Europa se responde de la misma forma, permitiendo que nuestra apuesta social se hunda en patera.

Una sociedad desarrollada, pero llena de egoísmo, pide cuentas al prójimo, no duda en protegerse abandonando el mercado común si es preciso como en el caso de Reino Unido, enarbolando la bandera de la diferencia para constituir naciones como catalanes, bávaros o italianos de la Liga Norte. Los argumentos maltusianos de no contar con riqueza para todos se contraponen a la quiebra de las pensiones por el envejecimiento de un continente con tasas reducidas de natalidad. Las recetas de obrar soluciones en origen son papel mojado por más de medio siglo de descolonización y no actuación, que han permitido corrupción y abusos de poder en países con fronteras artificiales sacudidos por guerras, cambio climático y comercio incontrolado de sus escasos recursos propios.

Y mientras en el mediterráneo buscan desesperados refugio, calidad de vida, oportunidades apostando con su vida. 

Seamos humanos, abandonemos prejuicios, aplaudamos la decisión de no dejar morir a más de 600 personas en el Aquarius, SON PERSONAS. 

En España, los datos de 2017 dejan cifras con un 13% de inmigración, en donde los principales países de origen son Marruecos, Rumania y Ecuador. Senegal es el 27, con apenas el 1%, por otra parte, Alemania admitía el año pasado, aún con fuertes restricciones, casi 200.000 refugiados, el 25% sirios.

No recurriré tampoco a evocar tiempos pasados de nuestra fotografía como país emigrante, tan sólo pensar en dónde estaríamos sin el proyecto europeo de solidaridad y mercado común en el que nos embarcamos en 1986.

Translate